Toda la información sobre
Pectus Carinatum y Pectus Excavatum
Pectus Carinatum

Tratamiento Quirúrgico

Clásicamente, la corrección del Pectus Carinatum se efectuó mediante la operación de Ravitch.
En los últimos años, con el advenimiento de las técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, muchos antiguos tratamientos han sido reemplazados por nuevos paradigmas terapéuticos, como es la técnica mínimamente invasiva para la corrección del Pectus Carinatum.
La concepción fundamental de los profesionales de mipectus.com.ar es que el tratamiento quirúrgico se indica únicamente ante la falla o la imposibilidad de efectuar el tratamiento con el Sistema Compresor Dinámico FMF, ya que este tratamiento evita la cirugía en un altísimo porcentaje de los casos.

Técnica de Ravitch

En el pasado, los especialistas de mipectus.com.ar han operado a cientos de pacientes con esta técnica y si bien ya se encuentra prácticamente en desuso, aún resulta muy útil para aquellos pacientes con malformaciones combinadas (Carinatum/Excavatum) o muy pronunciadas y que por su avanzada edad, o por la ausencia de elasticidad de la paréd torácica, tienen contraindicado el tratamiento con el Sistema Compresor Dinámico FMF o la técnica mínimamente invasiva.
ravitch
Se efectúa mediante una incisión transversal en la pared anterior del tórax y durante la cirugía. Se desmontan los músculos pectorales, se resecan varios cartílagos costales y se fractura el esternón en uno o dos sitios para llevarlo a una posición normal. Luego, se deja un implante para estabilizar la cirugía.
El implante es retirado a los dos años de la cirugía.

Técnica Mínimamente Invasiva (Técnica de Abramson)

Ante la necesidad de corregir el defecto mediante cirugía, los especialistas de mipectus.com.ar, utilizan como primera elección esta técnica quirúrgica, descripta originalmente por un médico argentino. Es importante resaltar que esta operación únicamente se indica ante la falla con el tratamiento realizado con el Sistema FMF o intolerancia al uso del mismo. Mediante dos pequeñas incisiones en ambos lados del tórax, se procede a colocar dos sujetadores laterales que se amarran a las costillas. Luego se pasa un implante tipo “barra” de lado a lado del tórax. Este implante pasa por el tejido subcutáneo pero no ingresa a la cavidad torácica. Haciendo presión hacia la espalda, el implante es amarrado a ambos sujetadores laterales, provocando la corrección instantánea de la deformidad. El implante se deja colocado 2 a 3 años y luego se retira quirúrgicamente. Esta cirugía presenta resultados estéticos inmejorables ya que la incisión no se hace en la pared anterior del tórax. Además, durante la cirugía no se desmontan los músculos ni se resecan los cartílagos, por lo cual el sangrado es mínimo y la recuperación muy superior.